La pobreza en Africa

Escrito por diegos 16-04-2009 en General. Comentarios (13)

Para partir este ensayo debemos saber que es la pobreza absoluta. Esta situación se vive cuando ciertas necesidades mínimas de vida, tales como nutrición, educación, salud y vivienda, no pueden ser alcanzadas. Son víctimas de trato desigual y cuya dignidad como seres humanos es pisoteada.

 

La mayoría de la población mundial es pobre. La pobreza se mide en tres niveles; en el primer nivel está la extrema, con menos de 1 dólar/día, y la sufren 1.000 millones de personas; en el nivel moderada, con menos de 2 dólares/día, hay 1.500 millones de personas; y en la pobreza relativa 2.500 millones de personas. Es decir, poco más de 1.000 millones de personas viven al margen de la pobreza: el 16% de la población mundial. No parece exagerado decir que el sistema económico capitalista ha sido y es ineficaz para acabar con las desigualdades económicas. Esa ineficacia es todavía más angustiosa cuando sabemos que el coste para terminar con la pobreza extrema sería sólo el 2% de los ingresos del 10 % más rico. En algunos países de África, la gran mayoría de la población vive con menos de dos dólares al día; en países como Nigeria o Malí, llega al 90% de la gente.

 

Es imprescindible mencionar que la pobreza tiene serios efectos sobre las personas. La impotencia que sienten ante la imposibilidad de modificar su situación se traduce en menosprecio propio, menosprecio del país, depresión anímica y social, violencia y quebrantamiento de la ley. Además, provoca el resentimiento hacia los que tienen, refuerza el racismo y mata la sensibilidad humana.

 

En el área que más repercute la pobreza es en la alimentación.

El hambre existe no por falta de alimentos, sino porque importantes estratos de la población no pueden acceder o no tienen la capacidad de adquirir los alimentos necesarios.

 

La situación actual es alarmante. Algunas estadísticas que lo demuestran son:

 

  -Cada 2 segundos muere un niño por falta de alimentos.

  -Más de 1.800 millones de seres humanos no tienen acceso a agua potable.

  -840 millones de personas mal nutridas.

  -2.000 millones de personas padecen anemia por falta de hierro

  -100 mil personas agonizan diariamente de hambre en el mundo.

  -1,000 millones de seres humanos están mal alimentados y padecen enfermedades.

 

Te imaginas que mientras lees este ensayo, han muerto cerca de 30 niños por hambruna. Esto nos debería hacer reflexionar un poco sobre nuestras prioridades, ya que estamos más preocupados de conseguir el último modelo Ferrari, que en ayudar a estos pobres niños desnutridos que darían cualquier cosa por un plato de alimento.

 

  

Los 20 países más pobres del mundo son:

 

-Rwanda: El país que cuenta con menos población urbana (6.6%)
-Guinea
-Benin
-Tanzania
-Costa de Marfil
-Zambia:
Es el país con la esperanza de vida más baja (36 años)

-Malawi
-Angola:
El país con el nivel más alto de desnutrición infantil (53%)
-Chad:
El país que presenta la relación más alta de alumnos por maestro en escuelas primarias. (68/1)
-República Democrática del Congo

-Centroáfrica
-Etiopía:
El país con peor acceso a saneamiento (6%)

-Mozambique
-Guinea Bissau

-Burundi:
-Mali:
El país que presenta la mayor tasa de trabajo infantil (10 – 14 años) (50%)

-Burkina Faso:
El país con la tasa más baja de matrícula escolar primaria neta (36%)
-Níger: E
s el país con tasa de alfabetización de adultos más baja (7%).

-Sierra Leona: Es el país con más tasa de mortalidad infantil (166 por cada 1.000 nacidos vivos)

 

Es muy preocupante que todos estos países se ubiquen en el continente Africano.

 

Es inaceptable que subsisten cerca de 1.100 millones de personas con un dólar al día, una cantidad evidentemente insuficiente, pero lamentablemente deben arreglárselas solamente con esto.

 

En estos países existen una serie de problemas:

 

Uno de estos es que de los mil millones de humanos que subsisten en pobreza extrema, el 70% de estos es mujer. Un nivel de racismo y machismo altísimo que reabre el debate de la igualdad entre hombres y mujeres.

 

Otro problema es la desigualdad que existe entre los más ricos y los más pobres. 

 

Otro problema es que la ayuda enviada para combatir la pobreza africana no es usada correctamente. Piensen que el 60% de la ayuda regresa a los países donantes, y que el 40% del ahorro de África se encuentra en bancos fuera del continente». Al menos 140.000 millones de dólares de capital africano están bien guardados en bancos occidentales, donde los depositan muchos de los Jefes de Estado más corruptos del pasado reciente y del presente.

Esto no incentiva la ayuda por parte de países potencias y peor aún, el dinero no es destinado a combatir el hambre, sino que se queda en manos de corruptos que están a cargo de los gobiernos africanos.

 

Otro tema es la fuga de cerebros desde África. Es alarmante que 300.000 africanos con estudios superiores trabajen en Europa, Estados Unidos y Canadá. Esta fuga de cerebros está causando un daño irreparable a África, ya que no apoyan el desarrollo de las industrias en este continente.

 

Para concluir, las tasas de pobreza pueden disminuir si los países aplican políticas con tendencias a reducir las desigualdades sociales y de género y a crear oportunidades para que los pobres obtengan ingresos. El problema es que quienes pueden lograr estos cambios son los políticos, y estos a su vez o son de un estrato social alto, desinteresados en  la pobreza, y corruptos; La otra opción es que sean representantes del sector pobre pero con un nivel educativo de bajo nivel. Así es como esta situación se transforma en un círculo vicioso difícil de romper, pero como dicen, nada es imposible.